¿Necesita un Préstamo?

¿Necesita un Préstamo? Piénselo Dos Veces Antes de Utilizar su Casa como Colateral. Si usted necesita dinero para pagar facturas o para hacer mejoras en su casa y piensa que la respuesta es una refinanciación (refinancing), una segunda hipoteca (second mortgage) o un préstamo garantizado por la acumulación neta de su hipoteca (home equity loan), considere las opciones cuidadosamente.

Si no puede cumplir con los pagos requeridos, usted podría perder su casa como también la amortización hipotecaria acumulada en la propiedad. Es importante no dejarse convencer por aquellos que lo alienten a utilizar su casa para tomar un préstamo de dinero que tal vez no esté en condiciones de pagar.

No todos los préstamos ni todos los prestadores son iguales. Algunos prestadores inescrupulosos enfocan sus operaciones hacia las personas mayores, los propietarios de vivienda con bajos ingresos y los individuos con problemas de crédito. Estos prestadores pueden ofrecer préstamos basados en la acumulación de la amortización hipotecaria de su casa y no sobre su capacidad de repagar el préstamo. Es posible que si toma un préstamo con tasas de interés y costos muy altos, aún utilizando su casa como colateral, le termine costando muy caro.

Antes de tomar cualquier decisión sobre un préstamo, consulte con su abogado, un asesor financiero o con alguna persona de confianza. Existen servicios de crédito y de asesoría para la vivienda sin fines de lucro que pueden resultar útiles para ayudarlo a manejar su crédito y tomar decisiones acertadas sobre los préstamos.

Compare. Los costos pueden variar ampliamente.

Contacte varias entidades de préstamo incluyendo bancos, entidades de ahorro y préstamo, cooperativas de crédito y compañías hipotecarias. Pregunte a cada prestador cuál es el préstamo que mejor se adapta a su situación. Compare:

* La tasa anual efectiva (TAE). La TAE (annual percentage rate o APR, en inglés), es lo más importante a comparar cuando está buscando un préstamo. Esta tasa, expresada en términos anuales, toma en consideración no solamente la tasa de interés, sino también los puntos (un punto equivale al uno por ciento del monto del préstamo), honorarios del agente hipotecario y otros determinados cargos del crédito que el prestador requiere que sean pagados por el prestatario. Generalmente, cuanto más baja es la TAE más bajo es el costo de su préstamo. Pregunte si la TAE es fija o ajustable vale decir ¿la tasa cambiará? Y si así fuera, ¿cuánto y con qué frecuencia?

* Puntos y cargos. Consulte sobre los puntos y demás cargos que le cobrarán o serán imputados. Puede que estos cargos no sean reembolsables en caso de que usted haga una refinanciación o pague el saldo por adelantado. Si refinancia, es posible que aún tenga que pagar más puntos. Generalmente, los puntos son pagados al contado al cierre de la operación, pero también pueden ser financiados. Si usted financia los puntos, pagará un interés adicional e incrementará el total del costo de su préstamo.

* El término o plazo del préstamo. ¿Durante cuántos años pagará el préstamo? Recuerde que si usted está obteniendo un préstamo con garantía hipotecaria para consolidar deudas de tarjetas de crédito y otros préstamos de corto plazo, el nuevo préstamo puede obligarlo por un período más largo.

* El pago mensual o cuota del préstamo. ¿Cuál es el monto? ¿Permanecerá siempre igual o cambiará? Averigüe si en sus pagos mensuales se incluirán los depósitos en garantía (escrow) para cubrir los impuestos y el seguro.

* Pagos globales. Este es un pago de monto alto que se hace usualmente al final del término del préstamo, con frecuencia luego de una serie de pagos mensuales de bajo monto. Al vencimiento del pago global usted tendrá que pagar esa cantidad de dinero. Si no puede hacerlo, quizá necesite tomar otro préstamo, lo cual significa nuevos costos de cierre, puntos y cargos.

* Multas o penalidades por pago anticipado o prepago. Existen cargos extras que pueden ser adeudados en el caso de que usted salde el préstamo anticipadamente mediante una refinanciación o vendiendo su casa. Las penalidades por pago anticipado pueden forzarlo a mantener una tasa muy alta exponiéndolo a un costo muy caro para salir del préstamo. Si su préstamo incluye una penalidad por prepago, comprenda cuál es la multa que podría tener que pagar. Pregúntele al prestador si puede obtener un préstamo sin esta penalidad y cuánto le costaría. Luego decida qué es lo que le conviene.

* Averigüe si se incrementará la tasa de interés si usted no cumple con los pagos. Una claúsula de aumento de la tasa de interés (increased interest rate provision) dispone que si usted no cumple con un pago o si paga después de la fecha de vencimiento posiblemente tenga que pagar una tasa de interés más alta por el resto del término del préstamo. Trate de negociar esta disposición en su acuerdo de préstamo.

* Averigüe si el préstamo incluye un cargo por algún tipo de seguro de crédito voluntario, como por ejemplo un seguro de vida, por discapacidad o desempleo. ¿Las primas del seguro serán financiadas como parte del préstamo? Si así fuera, usted pagará intereses y puntos adicionales lo que aumentará aún más el costo total del préstamo. ¿Cuánto más bajo podría ser el monto de la cuota mensual de su préstamo sin el seguro de crédito? ¿El seguro cubrirá el plazo total del préstamo y el monto total del mismo? Antes de decidir comprarle voluntariamente a su prestador un seguro de crédito (voluntary credit insurance), piense si usted realmente lo necesita y consulte tarifas con otros aseguradores.
 

Razones de Refinanciar Hipotecas

Las Razones de Refinanciar su Hipoteca - Usted podría tener una hipoteca con una tasa de interés más alto del que existe en el mercado y la reducción del mismo podria significa ahorros al corto y largo plazo en el pago del prestamos de su propiedad.

Aproveche las tasas de interés más bajas en los últimos 20 años, y ahorre más de lo que usted puede imaginar en sus pagos mensuales en su hipoteca.

Consolide sus deudas de tarjetas de crédito, préstamos de vehículo, y deudas personales entre otras a una tasa de interés mucho más baja, que no solo le permitira ahorrar sino también le facilitará el pago de todas sus deudas.

Si necesita dinero para la boda de sus hijos, la universidad, comprar un carro, las vacaciones que usted tanto se merece, esta y otras más son razones para refinanciar su actual préstamo hipotecario.
   

Beneficios de Refinanciar Hipotecas

Beneficios de Refinanciar Hipotecas - Alguna vez ha escuchado decir que un deudor sólo debería refinanciar si la nueva tasa de interés es por lo menos dos puntos más baja? Eso puede haber sido cierto años atrás, pero con la baja producida en los costos de refinanciamiento en los últimos años, nunca es mal momento para pensar en un préstamo nuevo. El refinanciamiento ofrece muchos beneficios que a menudo superan con creces la desventaja de tener que pagar los gastos iniciales.

Al refinanciar, existe la posibilidad de reducir la tasa de interés y el pago mensual... a veces, substancialmente. También es posible poder "transformar en efectivo" parte del capital acumulado en la propiedad, que puede usarse para consolidar deuda, hacer mejoras en la casa, tomarse unas vacaciones o hacer cualquier otra cosa. Y también es posible poder acumular capital en la propiedad más rápidamente con una hipoteca nueva a un plazo más corto, al reducirse las tasas y los saldos.

Sin embargo, todos estos beneficios tienen su costo. Cuando uno refinancia, está pagando prácticamente por las mismas cosas por las que pagó cuando obtuvo la hipoteca original. Esto podría incluir los costos y cargos de liquidación del cierre, una tasación, el seguro de título del prestamista, cargos de suscripción, etc.

Es posible tener que pagar punitorios si se refinancia la hipoteca anterior demasiado rápidamente. Eso depende de las condiciones de esa hipoteca. Estos punitorios son ilegales en algunos lugares y lo más frecuente es que, cuando correspondan, se apliquen sólo los primeros uno o dos años. Podemos ayudarlo a averiguar eso.

Es posible tener que pagar puntos para obtener una tasa de interés más favorable. Si uno paga (en promedio) 3% del monto del préstamo al principio, el ahorro durante toda la vigencia de la hipoteca nueva puede ser substancial. Debe tenerse en cuenta que el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (Internal Revenue Service - IRS) ha expresado recientemente que los puntos pagados con el propósito de refinanciar una hipoteca no pueden deducirse en su totalidad el mismo año en que se los paga, excepto que el préstamo refinanciado tenga por objeto principal introducir mejoras en la vivienda.  Consulte a sus asesores en impuestos antes de deducir del impuesto federal sobre los ingresos los puntos pagados sobre una hipoteca nueva.

Hablando de impuestos, si uno reduce la tasa de interés, naturalmente estará reduciendo el monto de los pagos de intereses sobre la hipoteca que puede deducirse del impuesto federal sobre los ingresos. Éste es otro costo que algunos prestatarios deben tener en cuenta. ¡Podemos ayudarlo a hacer las cuentas! Finalmente, debe tenerse en cuenta que, en la mayoría de los casos, el monto de los costos iniciales de refinanciamiento se compensa muy rápidamente con los ahorros mensuales. Trabajaremos con usted para determinar qué programa le conviene más, considerando el efectivo que tiene disponible, cuáles son las probabilidades de que venda la casa en un futuro cercano, y qué efecto podría tener el refinanciamiento sobre sus impuestos.
   
Atlanta Georgia Anaheim Austin Texas Albuquerque New Mexico City Arlington Virginia Baltimore Maryland Boston MA Chicago IL El Paso Corpus Christi Texas Dallas Texas Houston San Antonio Detroit Denver Colorado Hartford CT Providence Miami Fort Lauderdale Florida Orlando Tampa Milwaukee Las Vegas Nevada Anaheim Los Angeles San Francisco CA San Diego Sacramento Riverside San Bernardino Phoenix Arizona Tucson Philadelphia PA Nueva York Seattle Washington DC Puerto Rico Nueva Jersey Canada Monterrey Mexico DF Guadalajara Tijuana